Sinopsis

Tenemos el título del próximo éxito editorial, nos falta la sinopsis ¿nos ayudas?

Proponemos un título


Te inventas una sinopsis (50 palabras máximo)


Cada mes publicamos las mejores en Cuentos para el andén


La azotea

Comentarios: 4
  • #4

    Camilo Montecinos (domingo, 26 marzo 2017 00:52)

    El tiempo avanza agitadamente durante el siglo XXIII. El mundo nuevamente atraviesa por una crisis producto de una feroz guerra que amenaza no solo con la Tierra sino con la vía láctea entera. Es el momento del mayor conflicto alienígena y la solución parece estar en una vieja azotea abandonada.

  • #3

    María José Sánchez (viernes, 24 marzo 2017 22:56)

    Elías ha regresado al pueblo donde pasaba las vacaciones de pequeñito, después de veinte años. Todo está muy cambiado, su casa también. Lo primero que ha hecho al llegar es subir a la azotea, abrir el viejo baúl de los recuerdos y evocar una etapa enormemente feliz, rebosante de inocencia.

  • #2

    Rosario Serra López (viernes, 24 marzo 2017 12:35)

    Los dos amigos juegan a las guerras. Con un canuto de papel, otean en el horizonte del mar al enemigo inventado. Su barco, la azotea. Las sábanas tendidas al sol, su velero. De munición, las pinzas de tender.
    Nunca imaginaron, que años después, entre ellos, librarían la batalla más cruenta.

  • #1

    Mirta Mineo (viernes, 24 marzo 2017 01:36)

    Refugiada en las alturas, la pequeña niña se pierde en sus fantasías. Sueña que es una princesa encerrada en una torre. Sabe que ningún príncipe vendrá a rescatarla de los horrores de la familia que la odia. Finalmente, se crea un par de alas con las que se eleva hacia el cielo.

En la cama

Comentarios: 9 (Discusión cerrada)
  • #9

    GRACIELA VARGAS (jueves, 23 marzo 2017 01:43)

    preciado lugar, que cual pulpo, nos atrapa a las 06.00 de la mañana cuando el despertador nos indica la hora de levantarnos para la rutina.

  • #8

    María José Sánchez (domingo, 19 marzo 2017 19:07)

    Una sola noche ha bastado para que Diana decida abandonar la profesión más antigua. Hace tiempo se vio obligada a prestar ciertos servicios, a cambio de dinero. ¿Quién la ha convencido para salir de ese oscuro mundo? Un cliente desconocido con el que, hasta el alba, ha estado únicamente hablando...

  • #7

    Miguel Angel Toro (jueves, 16 marzo 2017 23:35)

    ¿Cuál es la diferencia entre Sueño y Realidad? Tal vez una la hayas vivido con alguien y la otra no. A veces cuando estoy en la cama sueño con una realidad que no es compartida. Pero cuando estoy despierto me siento encadenado y prefiero volver a soñar para sentirme libre.

  • #6

    Rosi García (lunes, 13 marzo 2017 00:41)

    Todos buscaron explicaciones bajo la cama: un mundo fantástico, con monstruos, conejos y hadas. El terror vivía encima de ella, cuando cada noche su padre la acostaba.

  • #5

    GRACIELA VARGAS (sábado, 11 marzo 2017 01:42)

    desear con la máxima intensidad estar en ella y cuando lo logras, pasarte en vela toda la noche y levantarte más cansada que cuando te acostaste.

  • #4

    Luna (lunes, 06 marzo 2017 15:19)

    Cuando tienes diez años y un accidente te obliga a permanecer tumbado tres largos meses, tu mejor arma para sobrellevarlo es la imaginación. Veinte historias que solo la mente de un niño puede crear.

  • #3

    ValentinBayonMuntaner (domingo, 05 marzo 2017 01:45)

    Las más deliciosas fantasías, los terrores más oscuros, las intrigas más absorbentes.

    Todo ello ocurre cuando Silvia se dispone a cerrar los ojos para dormir.

    Al principio eran solo sueños, pero sólo al principio...

  • #2

    J. Tremico (sábado, 25 febrero 2017 12:37)

    Ana sigue atada a las sábanas de aquella cama, donde antes tuvo todo, y ahora, apenas queda ya nada. Ana nos revela la pequeña distancia entre el amor y el desamor, el dolor y desconsuelo tras lo que nos queda después.

  • #1

    Rosi García (viernes, 24 febrero 2017 22:45)

    Cada centímetro de su piel recorrido, un infierno y un paraíso que no quiere abandonar. Relatos eróticos vividos EN LA CAMA.

Entre ruinas

Comentarios: 7 (Discusión cerrada)
  • #7

    Tania A E (martes, 21 febrero 2017 20:36)

    Devora paso a paso el sinuoso camino que le acerca al viejo caserón. Entre sus ruinas se oculta la historia de sus desaparecidos habitantes y la verdadera intención de su regreso.

  • #6

    Sandra (domingo, 19 febrero 2017 21:13)

    No sólo él y su hermano si no también todos sus amigos habían nacido y crecido entre ruinas.Ahora que ya son adultos y se acabo la guerra deben reconstruir su alma de tanta ruina.

  • #5

    Chelo Cadavid (martes, 07 febrero 2017 22:47)

    La Tierra. Año 3090. Un grupo de exploradores visita la tierra para investigar su destrucción. El informe final del capitán concluye: "Destruyeron lo que tenían por ansiar lo que no poseían".

  • #4

    ValentinBayonMuntaner (lunes, 06 febrero 2017 03:14)

    Irene tenía una vida perfecta, un trabajo perfecto y una familia perfecta.
    Pero todo cambió cuando él chico de la pajarita negra apareció.
    Ahora, intenta vivir entre ruinas de lo que una vez fue su vida.

  • #3

    Rosi García (domingo, 29 enero 2017 02:15)

    Entre las ruinas de su amor, Andrea caminaba lentamente. Mantenía un sueño vivo y hacía todo lo que tenía en sus manos para agradarle. Él le subió el sueldo.
    Nadie se lo esperaba. Un final rocambolesco. ¿Te atreves?

  • #2

    Plácido (jueves, 26 enero 2017 19:44)

    Al pequeño Adolf le gustaban las ruinas. Cuando era niño, visitaba las del castillo de Lamberg e imaginaba el aspecto que tendría una gran ciudad en ruinas. Durante la guerra, se sintió en la gloria cuando vio Ypres destruida.
    Adolf soñaba con ver toda Europa en ruinas.

  • #1

    Luna (jueves, 26 enero 2017 15:13)

    Tercera y última entrega de la saga "Los humanos en la Tierra". Adrián y Nerea se despiertan en un planeta asolado por el hombre. Deberán sobreponerse e intentar recomponerlo y repoblarlo.

La chimenea

Comentarios: 13 (Discusión cerrada)
  • #13

    Arturo Villar Campos (domingo, 08 enero 2017 13:19)

    Pocos en el pueblo recuerdan cuándo se levantó la fábrica, hace años abandonada. Ahora no es más que una mole de ladrillos rojizos, carente de actividad en su interior. Sin embargo, desde hace unos días, un denso humo negro surge de su chimenea. ¿Qué misterios se esconderán en su interior?

  • #12

    Valentin (domingo, 01 enero 2017 03:30)

    Las calles desiertas, apagadas las luces. Nadie osa salir cuando el reloj marca las doce. Ninguna casa del pueblo parece tener actividad en la noche de las brujas.

    Ninguna excepto la de la dama oscura, de cuya chimenea siempre sale un humo nauseabundo durante esa noche. ¿Que alimentara ese fuego?

  • #11

    Chelo Cadavid (jueves, 29 diciembre 2016 18:59)

    Se mudaron en diciembre, para empezar el año en la casa nueva. Cuando Yago entró en el salón descubrió que la casa no tenía chimenea. Fueron las Navidades en las que el niño descubrió la verdad sobre Papá Noel y la primera mentira de sus padres.

  • #10

    Plácido (miércoles, 21 diciembre 2016 20:03)

    Durante semanas, observó a los albañiles mezclar el mortero y construir tabiques. Sin que nadie lo advirtiera, cogió ladrillos y un saco de cemento. Una tarde en que trabajaban sus papás. Se puso a la labor. Tardó tres horas en terminar la chimenea. Esa Navidad, Papá Noel por fin le traería regalos.

  • #9

    Bruno J (miércoles, 21 diciembre 2016 05:04)

    Tras los techos de tejas rojizas de la aldea solo se veían las copas verdísimas de los árboles hasta el horizonte de las montañas. Un día, sin previo aviso, se empieza a elevar ante la vista de todos una gran chimenea grisácea tras altos muros herméticos que, así como el panorama, alterará para siempre la vida de los habitantes de la aldea.

  • #8

    Rosi García (martes, 13 diciembre 2016 00:35)

    Completamos la saga. Tras "Sótano sin luz", y  "Desván sin fantasma",  llega la fantástica: "La chimenea", sin agujero.
    Una desternillante historia donde Santa Claus  lo pasa canutas para hacer su trabajo.  Tras varios libros de autoayuda, aprendió a usar las puertas, mostrando su capacidad resiliente sin abandonar jamás la navidad.

  • #7

    Rosi García (martes, 06 diciembre 2016 22:35)

    Dejó de funcionar, y Papá Noel se había jubilado.

  • #6

    Luna (miércoles, 30 noviembre 2016)

    Tres desconocidos. Un viaje inesperado. Un volcán con un oscuro secreto en su interior.

  • #5

    Juan Carlos González Abad (lunes, 28 noviembre 2016 17:31)

    Cada noche enciende un fuego diferente. De cerca, escupe historias que las llamas escuchan y elevan, con su calor, al cielo de invierno. Luego se posa la nieve sobre cada casa, inquietando sus almas con estos relatos de misterio que guardan el aliento a hollín de este viejo cuentacuentos.

  • #4

    Plácido (sábado, 26 noviembre 2016 13:07)

    El inspector Sivry y el agente Ménibus, de la Brigade Criminelle, tamizan y estudian la ceniza encontrada en casa de Henri Désiré Landru y tratan de reconstruir la historia de las mujeres que éste ha asesinado.

  • #3

    Elisabet Jiménez (viernes, 25 noviembre 2016 09:47)

    Desde que lo colocaron ahí evité sentarme frente a la chimenea, prefería pasar las horas en cualquier lugar, aterida de frío, antes que ocupar su mismo espacio. Incluso dejé de pasar cerca. Aquella urna con sus cenizas no debía estar allí, él tampoco, perdió ese derecho tras el primer insulto.

  • #2

    Amonrá (jueves, 24 noviembre 2016 18:13)

    No fue solamente la columna de humo entre la bruma de la distancia, fue la aceleración en la generación de ansiedades, emociones y expectativas lo que, en las entrañas de la noche cerrada, volvió a poner en marcha un corazón ya casi rendido...

  • #1

    Scherezade García (jueves, 24 noviembre 2016 13:09)

    No fue Papa Noel, tampoco Bert, el deshollinador. Lo que aquel día bajó trepando por la chimenea de Rose no quiso abandonar su casa. Ni su cuerpo.

La carretera

Comentarios: 7 (Discusión cerrada)
  • #7

    Jorge R. (jueves, 17 noviembre 2016 09:44)

    En el inhóspito desierto de Arizona, la carretera puede ser tu última salvación; el interior de una vieja camioneta, la vida o la muerte. Por suerte esta historia se desarrolla en el desierto de los Monegros, donde Ernesto, un comercial de textiles, va en su coche a comprar tiritas...

  • #6

    Rosi García (martes, 08 noviembre 2016 01:06)

    Sucia. Podía ser Thelma o Louise, pero se acordaba más de Torrente. Deseaba llegar a un hostal y detenerse. Necesitaba un baño y ropa limpia. Se equivocó al tomar aquella desviación, lo peor es que él no la encontraría.

  • #5

    Margarita (lunes, 07 noviembre 2016 19:55)

    ¿Qué es la tristeza?
    Tristeza no fue lo que sentí, estoy segura. Me dijiste que esperara en la carretera, si, esa a la que me llevaste sin ningún motivo. Dijiste que volverías. Aquí sigo.
    Se que no vendrás,papá, y por eso no estoy triste, decepcionada. No se que es peor.

  • #4

    Onerom (miércoles, 02 noviembre 2016 17:27)

    Se perdía con curvas en lo alto del cerro, en la madrugada apuntaba al lucero del alba, por allá andaban inalcanzables mis sueños, algún día romperé ese horizonte y mis cadenas, cogeré mi mochila y seguiré la carretera en su busca...

  • #3

    Elisabet Jiménez (martes, 01 noviembre 2016 10:22)

    Conducía sin prisas, escuchando canciones de nuestra juventud. Ella dormitaba a mi lado, el sol acariciaba su piel. Era preciosa, aún más, después de veinticinco años y tres hijos. Un zumbido me alertó. El camión que, se había situado en paralelo a nuestro coche, miraba lo mismo que yo.

  • #2

    Juan Carlos González Abad (jueves, 27 octubre 2016 19:13)

    Una familia numerosa, un Peugeot 504 y una operación salida calculada minuciosamente. Aún así, las complicaciones no tardan en aparecer y una caravana kilométrica les obliga a cambiar de ruta cuando alcanzan la comarcal 85. No deberían transitar esa carretera, pero nadie les avisó... "¿Cuándo llegamos?"

  • #1

    Débora Fernández (domingo, 23 octubre 2016 18:16)

    Subido en aquella azotea, respirando despacio y sintiendo el aire entrar en sus pulmones, miraba alrededor y su mirada siempre acababa en el mismo punto. Aquella carretera, esa que lo sacaría de allí, esa que ponía rumbo a su próxima parada olvidando lo que ya empezaba a ser su pasado.